Skip to content

Veintiocho. Nuestros deseos.

3 enero 2022

Patri

Para 2022 solo pido serenidad porque la fortaleza, ahora sé que la tengo. Si me cuido yo, todo a mí alrededor también está bien. No siempre es fácil ponerte “en primera posición”, respetarte y valorarte, pero debería estar en objetivos a trabajar sin ninguna duda.

Ay 2021… otro año de retos… Pese a los baches del año y la absoluta inestabilidad que se vive desde hace tantos meses, sigo dando gracias por tener salud, porque no es un tópico, es una lección importante más que aprendida desde hace unos años. También estoy más que agradecida a mi red, a mi tribu. Mi marido, mis amigas, esas personas a las que acudo para compartir las grandes alegrías y diluir las penas. Del 2021 guardo con especial cariño el viaje de las vacaciones al norte, fue muy especial, lo pasamos muy muy bien juntos, en familia, improvisando mucho y me relaja pensar en él. Porque también he aprendido y doy gracias por ello, que a veces no tener plan, también es un gran plan.

Ana

El 2021 no ha sido un año fácil. Nos ha puesto muchas veces la zancadilla. Y nos ha hecho sufrir mucho. Y llorar demasiado…

Hemos aprendido a echar de menos pero también a querer más. Y mejor. A valorar. A vivir el hoy. A no dejar nada para mañana. Y a ser feliz con lo que tenemos cada día.

Al 2022 no le voy a pedir nada para mi, no debo ser egoísta, porque a, a pesar de todo, tengo todo aquello que de verdad importa.

Solo pediría soluciones, conciencia social y salud, mucha salud, para vivir todo aquello que está por llegar.

Vane

En el 2021 he aprendido a no dar nada por sentado, nada. Todo puede cambiar, acabarse, o quizás reinventarse para dar paso a otra cosa desconocida. Pero sobretodo he aprendido y con más fuerza que nunca a que realmente pase lo que pase no tenemos el control de todo y… uffff qué descanso. Si no depende de mí no tengo por qué estar preocupada todo el día… total, nunca imaginas lo que puede pasar al final o durante el camino. Así que sólo nos queda coger buen asiento y el cubo de palomitas más grande porque amigas, el peliculón puede ser intenso. 

¿Qué le pido al 2022? Pues mujer, un poquito de estabilidad de vez en cuando no viene mal, por aquello de descansar y coger aliento. Las montañas rusas están muy bien pero si no descansas te mareas un poco. Creo que voy a coincidir con mis compañeras pidiendo Salud para todos. No hay nada más importante y que nos importe más en estos momentos, Salud para trabajar y cuidar de los que más queremos.

Ester

No esperaba mucho del 21, a pesar de ser impar, quizá porque odio las esperas, y sobre todo por mi impuntualidad.

De 2021 aprendí que decir no hasta en dos ocasiones me llevaron a un tercer si como última oportunidad. Que nos sirvió para reinventarnos y darnos cuentas que a veces cuando sueñas en voz alta todo se va haciendo realidad y que al final del camino, no somos más que la suma de emociones vividas y todas aquellas personas bonitas que nos han ido acompañando paso a paso en este viaje, llegados al último mes adviertes entonces es que no te quieres desprender jamás. 

Pronto cambiaremos de año, demasiado par, podría decir, así que me quedo con su suma.

Que el once más once sea simplemente eso, una sucesión de nuevas cosas, de objetivos maravillosos por cumplir y de cientos de promesas que, aunque rotas, de vez en cuando sepamos colocar cada pieza en su lugar, así, cuando todo haya terminado de nuevo, como el acorde de esa última canción cargada de recuerdos, podamos darnos cuenta de que casi sin esperar nada, todo…absolutamente todo haya sin duda merecido la pena. ¿Bailamos?

 

Ana, Ester, Patri & Vane

 

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿sueñas con nosotras?
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad